martes, 15 de junio de 2010

Historia de alimentación y los cambios en la dieta

Alimentación
La alimentación consiste en la obtención, preparación e ingestión de alimentos. La nutrición es el proceso mediante el cual los alimentos ingeridos se transforman y se asimilan, es decir, se incorporan al organismo de los seres vivos, que deben hacer conciencia (aprender) acerca de lo que ingieren, para qué lo ingieren, cuál es su utilidad, cuáles son los riesgos. Por extensión, se llama alimentación al suministro de energía o materia prima necesarios para el funcionamiento de ciertas máquinas.

Alimentación humana
Los seres humanos necesitamos, además del agua que es vital, una variada y equilibrada alimentación que es fundamental para la vida. Una dieta correcta debe contener cantidades adecuadas de proteínas, lípidos, glúcidos, vitaminas y minerales. La base de una buena nutrición reside en el equilibrio, la variedad y la moderación de nuestra alimentación. Pero

la alimentación moderna urbana es muy a menudo desequilibrada, desestructurada y se suele juntar con una vida cada vez más sedentaria.

Ya desde hace 2400 años se conocía la relación entre la alimentación y la salud: Hipócrates decía que nuestra alimentación era nuestra medicina. Es bien sabido que los factores alimentarios están asociados a enfermedades como la diabetes, la osteoporosis, la obesidad y muchas otras (algunas investigaciones parecen encontrar una relación entre la alimentación y el surgimiento de ciertos tipos de cáncer). La ingesta de demasiados ácidos grasos saturados y de un exceso de colesterol puede provocar arterioesclerosis. En contrapartida, en el siglo XX se demostró el vínculo que hay entre las carencias alimentarias y las enfermedades graves. Estas diferentes formas de malnutrición siguen siendo, aún ahora, problemas muy importantes de salud pública.
Dieta
Una dieta es la práctica de ingerir comida controladamente para obtener sólo los nutrientes necesarios, conseguir o mantener cierto peso corporal. En la mayoría de los casos el objetivo es el de perder peso, pero algunos deportistas las siguen para aumentarlo intencionalmente por obligaciones reglamentarias y también, se llevan a cabo con el único fin de mantener estable el peso del individuo.

Tipos de dieta
Dado que los motivos para iniciar una dieta son variados, podrían englobarse en 3 tipos:

•Las dietas de adelgazamiento restringen el consumo de ciertos alimentos específicos para bajar de peso, son generalmente bajas en grasas y colesterol, indicadas para evitar o ayudar en el tratamiento de las enfermedades coronarias. Las hay también altas en hidratos de carbono y proteínas para aumentar músculo, aunque cabe aclarar que los intentos por reducir el peso de una persona
siguiendo una dieta no necesariamente servirán en otra, debido a las diferencias metabólicas y los distintos estilos de vida que lleva cada quien. Este tipo de dietas se basan en reducir el consumo de calorías, pero no es raro que el peso perdido se recupere después de un tiempo y sea agobiante el mantenerlo estable, de allí que una nutrición adecuada sea más efectiva si se combina con el ejercicio y que en el proceso, la mayoría de la gente encuentre difícil el lograr un adelgazamiento constante.
•Muchos atletas profesionales se auto-imponen dietas para subir de peso. Por ejemplo, los jugadores de fútbol americano aumentan el volumen de su musculatura con dietas ricas en proteínas, siendo el resultado un factor de ventaja en el campo de juego.
•Los individuos que están demasiado delgados, como aquellos que padecieron anorexia nerviosa o hambruna, pueden adoptar dietas compensatorias que a diferencia de los atletas, tienen el objetivo de restaurar los niveles normales de grasa en el cuerpo, los músculos y las reservas de sustancias nutritivas esenciales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada