martes, 15 de junio de 2010

Desigualdades en el desarrollo y uso de la ciencia y la tecnología.

Técnicas, tecnologías y artefactos.

Como se ha indicado, la definición de la tecnología resulta especialmente difícil al ser indisociable de la propia definición del ser humano. Sin embargo, conviene tener en cuenta cuál es la idea más usual y tópica sobre ella. El diccionario define la tecnología como el “conjunto de los conocimientos propios de un oficio mecánico o arte industrial”, o también como “el conjunto de los instrumentos y procedimientos industriales de un determinado sector o producto”. Aunque las dos definiciones difieran en el carácter de conocimiento o de práctica que deba caracterizar a la tecnología, ambas parecen coincidir en que el ámbito definitorio de la tecnología está en la producción, especialmente en la producción industrial.

Según el diccionario, la idea de tecnología está relacionada con la producción material ligada a la industria. En este sentido, la tecnología sería relativamente moderna, al menos tanto como la propia producción industrial. Seguramente por ello el término tecnología parece indicar una mayor sofisticación que el de técnica. Las técnicas se darían en las formas preindustriales de producción y serían algo así como habilidades o destrezas que no requerirían del concurso de conocimiento científico alguno, sino que progresarían por el uso de intuiciones prácticas continuamente corregidas por la experiencia. La tecnología podría ser considerada, por tanto, como el conjunto de procedimientos que permiten la aplicación a la producción industrial de los conocimientos propios de las ciencias naturales. Por su parte, la técnica correspondería a los tiempos anteriores al uso de los conocimientos científicos como base del desarrollo tecnológico industrial. Dos tópicos aparecen así en esta consideración común de la tecnología. El primer tópico sería su dependencia de otros conocimientos más básicos. El segundo, el carácter material de sus productos. Esos dos tópicos son ideas comúnmente aceptadas, pero no por ello necesariamente ciertas.

Vivimos en un mundo modelado por la Ciencia y la Tecnología. Jamás en su historia la sociedad humana estuvo tan condicionada por los desarrollos científicos y tecnológicos como en el mundo de hoy" (García, 2002, p.107).

La Ciencia y la Tecnología son procesos sociales que si bien antiguos, no lo son en igual medida las disciplinas que se encargan de su estudio. En tal sentido se conocen dos modos de abordar esta problemática: el enfoque tradicional y el enfoque CTS.

En el llamado enfoque tradicional de la Ciencia y la Tecnología, ambas son sostenidas desde posiciones totalmente reduccionistas, sustraídas de todo tipo de influencia social. El científico es el sujeto que flota sobre el bien y el mal, por lo tanto, la ciencia es totalmente benigna y neutral, cuyos resultados y efectos nada tienen que ver con la sociedad.

Todo lo contrario ocurre desde una perspectiva de análisis CTS. Que tiene su nacimiento en la década de los años 60 del pasado siglo. A pesar de ser mucho más joven, este enfoque ofrece una panorámica más real y exacta sobre la Ciencia y la Tecnología "al entender los mismos como procesos sociales, es decir, como complejas empresas en las que los valoresculturales, políticos y económicos ayudan a configurar el proceso que a su vez incide sobre dichos valores y sobre la sociedad que los mantiene" (Núñez, 1999, p.9). El enfoque CTS tiene además, un carácter crítico e interdisciplinario.

Hoy los estudios CTS están bien institucionalizados en numerosas esferas de la vida social, así como en diferentes países, particularmente en algunos países de Europa, América Latina y Estados Unidos. Estos estudios constituyen un campo extraordinariamente heterogéneo desde el punto de vista teórico, metodológico e ideológico (Núñez, 1999).

El desigual desarrollo económico, político y social existente bajo el orden económico mundial predominante, trae aparejada la inequidad en el desarrollo científico- tecnológico, acentuando no solo las diferencias entre el Norte y el Sur, sino haciendo cada vez más insalvable la brecha tecnocientífica entre ambas regiones.

Siendo portadores de este novedoso enfoque, se pretende tratar en este trabajo uno de los aspectos que abordan dichos estudios: las tendencias actuales de la ciencia y la tecnología. Con tal propósito, el objetivo de este trabajo es brindar elementos de valor que permitan un acercamiento a las tendencias más significativas del desarrollo científico-tecnológico actual.

Para alcanzar el objetivo trazado se intenta dejar sentado que por la misma juventud de este enfoque y por las disímiles interpretaciones que él posibilita en cada uno de sus aspectos, existen diversos criterios acerca de un mismo fenómeno.

TENDENCIAS DEL DESARROLLO CIENTÍFICO-TECNOLÓGICO ACTUAL

El estudio del Informe Mundial sobre la Ciencia (UNESCO, 1998), de la "Declaración sobre la ciencia y el uso del saber científico" (UNESCO, 1999), así como de otros trabajos relacionados con prospectiva tecnológica o con el desarrollo científico tecnológico en general (Sutz, 1998; Núñez, 1999; Lage, 2002; Castro, 2003; Hernández, 2005), permiten identificar algunas tendencias significativas. Ellas se dan como regularidad en los inicios de este siglo y vienen consolidando el orden mundial que se impone hace algunas décadas ya.

Indistintamente los autores las enuncian con términos diversos pero, esencialmente, coinciden. Las más relevantes pueden ser las siguientes:

1.Se acentúa la polarización del conocimiento, la ciencia y la tecnología. Se ha fortalecido el núcleo dominante en Estados Unidos, Europa y Japón.
2.Transformación de las políticas científicas y tecnológicas: la innovación y la búsqueda de oportunidades estratégicas.
3.El esfuerzo científico y tecnológico descansa, cada vez más, en las empresas.
4.Creciente privatización y comercialización del conocimiento.
5.Transnacionalización de la ciencia y la innovación.
6.Se mantienen inversiones muy altas en I+D militares, mientras disminuye el dinero para la cooperación internacional y la investigación básica.
7.Constitución de un nuevo modo de producción de ciencia.
8.Cambios en la percepción social de la ciencia
9.Cambios en el ethos de la ciencia.
10.Cambios epistemológicos relevantes.
A partir de la lectura de algunos autores, se aprecia que hoy en el mundo se está hablando de algo que parece más avanzado para la introducción de los resultados de las investigaciones en la producción, y es la tendencia a la "Internalización de las Investigaciones en el Proceso Productivo". Esto significa hacer la investigacióndesde la propia producción, por lo que se debe considerar la investigación como una parte importante del proceso productivo. Para tener éxito en la internacionalización de las investigaciones en el proceso productivo, hay que tener presente que la ciencia produce el conocimiento y que en ese proceso se transita por las etapas teóricas, prácticas y de apropiación del conocimiento. El mayor volumen de conocimiento se produce en la etapa teórica de la ciencia, lo que indica la importancia que tiene elevar el nivel teórico de los especialistas de la producción e incorporar los investigadores al proceso productivo (Hernández, 2005).

Esta "internalización" implica un análisis de los programasde estudio de las universidades, en cuyo nuevo contexto se tiene que formar un profesional con habilidades para la investigación, capaz de trabajar en un medio donde se investiga desde la propia producción (Hernández, 2005).

Según Núñez (2002) la dinámica actual del desarrollo científico tecnológico no se dirige a la satisfacción de las necesidades humanas básicas de las mayorías, sino por el contrario satisface cada vez más las exigencias de los sectores más solventes de los países desarrollados.

Un primer elemento que podría avalar lo anterior es el hecho que constituye la enorme concentración de la capacidad tecnocientífica en un reducido grupo de países y corporaciones, de modo que se orienta particularmente a resolver las demandas de los consumidores de mayor capacidad adquisitiva.

Asimismo, las desigualdades económicas unidas al alto costo de los productostecnológicos evidencian el carácter ilusorio de las visiones sobre el libre acceso de las mayorías a los logros del desarrollo científico-tecnológico.

Organismos internacionales como la ONUy la UNESCO han hecho fuertes críticas a las políticas de investigación que buscan con sus programas, la ganancia económica y no el beneficio social. Lamentablemente esta tendencia va en ritmo creciente y es expresión de la mundialización capitalista, que nada tiene que ver con la idea de un desarrollo sostenible.

7 comentarios:

  1. cagado, quedo cagado, toda la informacion esta cagada e inutil

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. ORINADA, QUEDO ORINADA, TODA LA INFORMACION ESTA ORINADA E INSERVIBLE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. stephanny mejor guárdate tus comentarios ya que me estoy dando cuenta que tu no podrías hacer un trabajo mejor ya que careces de léxico, a lo mejor la información para ti no fue útil pero para otras personas si lo es.... :)

      Eliminar
  4. Gracias me sirvio mucho
    Hago una ovación hacia tu información y conocimiento sobre la guerra industrial :)

    ResponderEliminar